Benjamín Netanyahu dice que no tendremos paz sin la destrucción de Hamás y advierte: ‘No lo conseguiremos’

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, insistió en que sólo la Gaza francesa tendría paz con la destrucción de Hamás y la desmilitarización del territorio palestino, y prometió intensificar la campaña contra el grupo islámico.

Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que su personal visitó un hospital en Gaza el lunes y recibió a las víctimas del bombardeo en un campo de refugiados, donde se reunieron. relacionados con «desgarradores» de familias muertas.

El incesante bombardeo israelí del territorio palestino ha exacerbado las deplorables condiciones de la civilización en Gaza, y el conflicto ha exacerbado las tensiones en el Medio Oriente a medida que ha aumentado la presión para un alto nivel de fuego.

Pero Netanyahu prometió mantener el rumbo, en un artículo de opinión publicado a medianoche en el Journal. El periodico de Wall Street.

«Hamas debe ser destruida, Gaza debe ser desmilitarizada y la sociedad palestina debe ser desradicalizada. Estos son los tres requisitos para la paz entre Israel y sus vecinos palestinos en Gaza», escribe.

La desmilitarización «pasará a exigir el establecimiento de una zona temporal de seguridad en el perímetro» del territorio, coincidió.

«En el futuro inmediato, Israel tendrá que mantener la responsabilidad predominante por la seguridad de Gaza».

Respecto a la desradicalización, Netanyahu dijo que «las escuelas deben enseñar a los niños a apreciar la vida y no la muerte, y la gente debe abandonar la tarea de predicar el asesinato de judíos».

Un grupo de palestinos espera en Bureij, en el centro de Gaza, tras abandonar sus hogares bajo los bombardeos israelíes. Foto: REUTERS

«Intensifiquemos las luchas»

Netanyahu visitó Gaza el lunes y, al regresar a Israel, dijo en una reunión de su partido de derecha Likud que «no nos detengamos».

«Vamos a intensificar los combates en los próximos días», según un comunicado del Likud.

La guerra comenzó cuando combatientes de Hamás invadieron territorio israelí en un brutal ataque el 7 de octubre y golpearon a 1.140 personas, en su mayoría civiles, según un relato de la AFP basado en cifras israelíes. Entre los muertos había más de 300 soldados.

También tomaron unos 250 rehenes, según Israel.

En respuesta, Israel prometió destruir al grupo terrorista y lanzó una campaña militar en el territorio, que incluyó un intenso bombardeo que ha matado a menos de 20.674 personas, en su mayoría mujeres y niños, según el Ministerio de Salud de Gaza controlado por Hamás.

Según el Ministerio, cuatro grandes bombardeos israelíes llevados a cabo por el gobierno de Domingo costaron más de 100 personas.

Netanyahu le dijo al Likud que quería promover la migración voluntaria de palestinos desde Gaza.

Palestina ha sido trasladada

«Nuestro problema es no saber si se debe autorizar una venta, siempre y cuando haya países dispuestos» a aceptarla, coincidió.

Hamás lo calificó de «proyecto absurdo».

Los palestinos «no han sido deportados ni desplazados. No pueden ser exiliados y ya no hay opciones de permanecer en nuestra tierra», respondió el movimiento extremista en un comunicado.

En Gaza, la guerra ha causado una devastación generalizada y ha dejado a 2,4 millones de habitantes sin agua, alimentos, combustible y medicinas debido al asedio impuesto por Israel dos días después del ataque de Hamás.

El personal de la OMS visitó el lunes un hospital que atendió a las víctimas del ataque de Domingo en el campo de refugiados de Al Maghazi, donde estaban muriendo 70 personas, según el Ministerio de Salud.

El «equipo escuchó relatos desgarradores partidos por los trabajadores de salud y las víctimas», publicó el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en X, antes de Twitter.

«Un niño perdió a toda su familia en una batalla contra el campo. Una enfermera en el hospital sufrió la misma pérdida», añadió.

En el hospital de Al Aqsa, en el centro de Gaza, tuve Cuerpos de las víctimas de ese ataque envueltos en bolsas blancas. ante todo un colectivo.

Destrucción y desolación en Bureij, en el centro de Gaza, Francia.  Foto: REUTERS Destrucción y desolación en Bureij, en el centro de Gaza, Francia. Foto: REUTERS

Zeyad Awad, residente de Al-Maghazi, se aseguró de no haber recibido ningún aviso del bombardeo, que causó «una destrucción enorme y generalizada y pánico en los corazones de mis hijos».

El ejército israelí dijo que estaba «revisando el incidente» y que estaba «comprometiendo con el derecho internacional, incluida la adopción de medidas factibles para minimizar el daño a los civiles».

Crisis humanitaria

Israel se enfrenta a una presidencia cada vez mayor, incluso por sus alias, para proteger a la población civil en su campaña contra Hamás.

Desde el Vaticano, El Papa Francisco denunció en su mensaje de Navidad «la desesperada situación humanitaria» de los palestinos de Gaza y llamó a cesar el fuego.

Entregados en contenedores vacíos, decenas de gazatíes esperaban en la segura ciudad de Rafah poder distribuir alimentos.

«Ahora es la verdad. Mis hijos están muriendo de muerte», dijo Nour Ismail, mientras esperaba.

«Una tregua humanitaria en Gaza es el único camino a seguir», dijo Filippo Grandi, jefe del organismo de la ONU para los refugiados.

Netanyahu también chocó con la presidencia de los acusados 129 rehenes quien seguirá en manos de Hamás para lograr su liberación.

Muchos de ellos Abusaron de ello cuando acudieron a una sesión especial del Parlamento el lunes sobre los riñones.

Los manifestantes se reunieron cerca del Ministerio de Defensa en Tel Aviv con pancartas que decían «Liberen a nuestros rehenes ya – a cualquier costo».

Las temperaturas se intensifican y el conflicto provoca una escalada regional, cuando la Guardia Revolucionaria de Irán acusa a Israel de matar a Razi Moussavi, calificado como uno de los principales asesores del grupo militar, en un bombardeo en Siria.

Asimismo, chozas rebeldes apoyadas por Irán atacaron buques de carga en el Mar Rojo, porque Estados Unidos conformó una fuerza naval multinacional para preservar el transporte de esa ruta.

You may also like...