Cinco muertos y un gigantesco apagón en Kiev

El ejército ruso lanzó este martes misiles hipersónicos contra las mayores ciudades de Ucrania, que acabaron con menos de cinco muertos, más de 90 herederos ya Unas 250.000 personas sin electricidad en la capital, Kiev, autoridades informadas, mientras la guerra se acerca a su segundo aniversario.

Dos personas amuralladas en el norte de Kiev, otras en los alrededores de la capital y una en la ciudad de Jarkov, en este país, indican las autoridades, mientras el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dice que hubo 92 heridos y denunció una «campaña de terror» en Rusia.

El ejército ucraniano afirmó esto. Rusia desplegó 99 misilesincluido el hipersónico Kinzhal, que voló a 10 veces la velocidad del sonido, contra Kiev y Yarkov, y afirmó que 72 de ellos fueron descarrilados por las defensas antiaéreas ucranianas.

Los nuevos ataques se deben a que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha arremetido «intensificar» la ofensiva en Ucrania En reacción al bombardeo de la ciudad rusa de Belgorod con una fuerza sin precedentes, el sábado dejó 25 muertos y 109 herederos.

Las sirenas antiaéreas son silenciadas por la resonancia matutina en Kiev. Poco después falleció 10 poderosas explosiones quienes salvaron los edificios en el centro de la ciudad, informaron los periódicos del lugar.

Edificios quemados y destruidos son estos martes en Kiev, en medio de una lluvia de misiles lanzados desde Rusia. Foto: REUTERS

Un edificio en el barrio Solomianski, cerca del centro, fue alcanzado por el fuego, lo que provocó un incendio, informó el alcalde de la capital, Vitali Klitschko.

En total «27 personas fueron hospitalizadas», añadió.

«Bombarderos masivos»

El Ministerio del Interior de Ucrania denunció en Telegram «bombardeos masivos» y dijo que habían sido alcanzados por «edificios residenciales, almacenes e infraestructuras críticas».

«Cerca de 260.000 personas» se quedaron sin electricidad en «varios distritos» de Kiev, indicó el Ministerio de Energía, y más de 20.000 en la provincia de Jarkov.

El operador nacional, Ukrenergo, denunció en Telegram «daños» en sus redes.

Bombarderos son atacados en un edificio de la capital de Ucrania, tras el feroz ataque a aviones rusos este martes.  Foto: AP Bombarderos son atacados en un edificio de la capital de Ucrania, tras el feroz ataque a aviones rusos este martes. Foto: AP

La segunda ciudad de Ucrania, Jarkov, no lejos de la frontera rusa, sufrió «al menos cuatro ataques» blancos, de los que fue madre una mujer de 91 años, según el gobernador de la región, Oleg Sinegubov.

El ciudadano de la ciudad Igor Terekhov también informó que «45 personas tuvieron mala suerte, entre ellas cinco niños de entre 6 y 13 años».

En el centro de la ciudad, según las autoridades regionales, resultaron dañados bloques de departamentos de diversas plantas e infraestructura civil.

“¡Den armas a Ucrania!”, imploró en Telegram el secretario general del Consejo de Seguridad de Ucrania, Oleksii Danilov.

Kiev ha tenido dificultades en las últimas semanas para obtener importante ayuda militar de sus alias occidentales.

Casos a dos años del inicio de su invasión, el 24 de febrero de 2022, Rusia parece estar intensificando nuevos ataques aéreos.

El pasado viernes, una serie de ataques con misiles lanzados por Rusia contra Ucrania se saldaron con la muerte de unas cuarenta personas. Al día siguiente, 25 personas murieron en un bombardeo ucraniano contra la ciudad rusa de Belgorod, cerca de la frontera.

Rebeldes ucranianos atacaron a una mujer hereditaria durante el ataque ruso a un edificio en el centro de Jarkov, este martes.  Foto: AFP  Rebeldes ucranianos atacaron a una mujer hereditaria durante el ataque ruso a un edificio en el centro de Jarkov, este martes. Foto: AFP

En respuesta, Putin prometió intensificar su ofensiva contra su vecino.

«Vamos a intensificar nuestros ataques, ningún crimen contra civiles quedará impune, eso es seguro», afirmó el presidente ruso durante una visita a un hospital militar.

«Estamos usando armas de precisión atacar centros de decisión, lugares de retorno de soldados y mercenarios, otros centros de este tipo y, sobre todo, instalaciones militares», declaró, calificando el bombardeo ucraniano de Belgorod de «acto terrorista».

Sin embargo, Putin consideró que Ucrania «no es un enemigo» y acusó a Occidente de utilizar a las autoridades de Kiev para «resolver sus propios problemas» con Rusia.

Ante esta escalada, Polonia, cercana a Ucrania, anunció que cedería cuatro de sus cajas de F-16 a este país para «garantizar la seguridad» de su espacio aéreo.

You may also like...