Nuestro sitio web utiliza cookies para mejorar y personalizar su experiencia y para mostrar anuncios (si los hay). Nuestro sitio web también puede incluir cookies de terceros como Google Adsense, Google Analytics, Youtube. Al utilizar el sitio web, usted acepta el uso de cookies. Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad. Haga clic en el botón para consultar nuestra Política de privacidad.

EE UU suspende el envío de misiles Patriot a sus alias para enviarlos a Ucrania |  Internacional

EE UU suspende el envío de misiles Patriot a sus alias para enviarlos a Ucrania | Internacional

Estados Unidos suspenderá temporalmente el envío de misiles Patriot a los alias que usted ya prometió y lo enviará al lugar donde se encuentran estos interceptores en Ucrania, ante la necesidad crítica de ese país de fortalecer su defensa aérea ante los ataques rusos. “Sabemos que Ucrania necesita urgentemente estas capacidades adicionales. Hemos traído varios sistemas de defensa aérea y misiles interceptores de nuestros propios arsenales, incluidos el sistema Patriot y NASAMS; muchos de nuestros miembros y alias también. Pero evidentemente ha hecho más, y ha hecho más”, dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, en una llamada telefónica.

“El Gobierno estadounidense tomó la difícil decisión pero tuvo que redirigir a las empresas militares de venta de misiles Patriots y NASAMS comprometidos con otros países para enviarlos, en su lugar, a Ucrania” y el Estado invadido puede contactar con las tripulaciones necesarias para rechazar a los rusos. invasión, anunció el portavoz. Kiev estará preparada para recibir a estos ministros en los próximos meses. Es inevitable que en los próximos meses, “al final del día y de la noche”, haya reacciones negativas en la conversación con otros amigos del país. Pero la pausa es meramente temporal y los países compradores recibirán sus pedidos, insistió Kirby. Washington, prometió, hará todo lo posible para garantizar que las perturbaciones se mantengan al mínimo.

Los Patriots son los sistemas de defensa antiaérea más avanzados de Estados Unidos. Consisten en un sistema de radar y lanzacohetes capaces de disparar misiles interceptores contra proyectiles o aviones enemigos.

Estas tripulaciones se encuentran entre el equipamiento militar que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, viene reclamando con mayor insistencia desde esta primavera, cuando Rusia empezó a revertir su ofensiva y realizó recientes avances en la zona de Járkov. Su Gobierno considera que se necesitan menos para proteger todo el territorio de su país; hasta el final de la jornada con cuatro, traídos por EE UU y Alemania. Estados Unidos está presionando a los alias que tienen estas tripulaciones disponibles para que lleguen a Kiev.

El anuncio de la Casa Blanca se produjo después de que el presidente Joe Biden firmara un acuerdo bilateral de defensa para la próxima década con Zelenski en Italia al margen de la reunión anual del G-7 la semana pasada.

Los gobiernos afectados ya se han topado con advertencias sobre las consecuencias de la liga de sus Patriot, tras señalar Kirby, que no enumeró aquí qué naciones podrían ampliar la liga de misiles comprados, y se limitó a indicar que se trataba de «una serie de países». Cabe señalar que entre ellos no se encuentra Taiwán, uno de los territorios que Washington considera prioritarios en su gobierno armamentista para que la isla pueda defenderse de un posible ataque contra China. Pronto vendrá Israel.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

“Esta decisión reafirma nuestro compromiso de apoyar a nuestros socios cuando se enfrentan a un dilema existencial. «Estados Unidos cree firmemente que este es el mejor camino para apoyar a Ucrania ahora, garantizando al mismo tiempo que otros socios reciban, aunque con un retorno según lo previsto, los misiles de defensa aérea y las capacidades militares que han prometido adquirir», indicó el portavoz. «Si Rusia piensa que va a resistir más que los que vienen a Ucrania, está muy mal entendido», enfatizó.

En el momento en que Washington anunciaba su nuevo paso para reforzar la defensa aérea de Ucrania, uno de los puntos más vulnerables de las fuerzas del país invadido, Rumanía también confirmaba que donaría un sistema Patriot a Kiev, en medio de varias semanas de incertidumbre para mantener serias reservas, según un comunicado de su presidencia. Pero en caso de intercambio, sus alias, especialmente EE UU, requieren enviar otra batería “similar o equivalente”.

Con este anuncio, Rumanía se suma a Alemania, que había anunciado el envío de otra batería adicional, y a Holanda, que también enviará la otra, junto con múltiples componentes enviados por distintos países. Estados Unidos también comprometió un sistema adicional. España anunció en abril la importación de misiles Patriot a Ucrania, aunque hasta el momento ha evitado ceder alguna de las tres baterías disponibles.

El ministro rumano de Defensa presentó al Consejo Supremo de Defensa Nacional (CSAT), encabezado por el presidente Klaus Iohannis, un análisis detallado sobre la situación de los cuatro sistemas de misiles tierra-aire de largo alcance Patriot, el desarrollo del programa de equipamiento con los otros tres sistemas y su importancia operativa en el país y dentro de la OTAN, así como el impacto que genera una posible transferencia de un sistema.

Las autoridades de Bucarest se retractaron de enviar un sistema antiaéreo Patriot a Kiev “en vista del importante deterioro de la situación de seguridad en Ucrania, como resultado de los constantes y masivos ataques de Rusia contra civiles e infraestructuras civiles, especialmente en el sector energético, así como Como consecuencias regionales de esta situación, se incluye la seguridad de Rumania”.

A cambio, “esta donación se realiza con la condición de que nuestro país continúe sus negociaciones con los alias, en particular con el socio estratégico estadounidense, con el objetivo de obtener un sistema similar o equivalente, que responda a la necesidad de garantizar la protección de el espacio aéreo nacional, modernizar el ejército rumano y garantizar la interoperabilidad con el sistema OTAN, mientras que al mismo tiempo es necesario identificar una solución temporal para cubrir la vulnerabilidad operativa así creada», continúa la nota.

En 2017, Rumanía recibió sistemas Patriot de Estados Unidos por un valor de 4.000 millones de dólares, uno de 3.700 millones de euros, de los que solo ha comprometido cuatro hasta el momento. De ellos, sólo dos están operativos, mientras que el tercero podría utilizarlos a partir de finales de año y el cuarto a principios de 2025.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

By Adilia Girón Ontiveros

Entradas relacionadas