El Unicaja hace doblete ante el Tenerife y se proclama campeón de la Champions

Toca con fuerza la mítica charanga del Unicaja de Málaga, ya sea en El Martín Carpena o en Belgrado, la ciudad de culto de la afición malagueña de la que nació, donde los andaluces se proclamaron el domingo campeones de la Liga de Campeones, el el tercer título continental. Tras una final agotadora, los alumnos de Ibón NavarroUn entrenador que ya es historia viva del club, quebraron en Tenerife, un rival que por unos instantes pareció inmortal, para hacerse con su segundo título en los últimos años.

Vieron la Costa del Sol cuando triunfaron la pasada temporada en la Copa del Rey, donde eliminaron en la final a Barça, Madrid y Tenerife, dos conjuntos que han tenido una fantástica rivalidad en los últimos años. Como en aquella ocasión, Perry era el líder de los andaluces, encantado por el Estado dominicano para asumir galones en los momentos de máxima dificultad. Su brillantez y su férrea defensa del rival estrella, Kyle Guy, hicieron el resto y el Málaga, con mucha bronca, celebró el título internacional.

Costos fueron las primeras posiciones de la final. Los nervios codificados y muñecos se disuelven porque la primera canasta del duelo está empatada entre dos minutos y 15 segundos, obra del incombustible Marcelinho Huertas, nombrado mejor jugador del torneo y que inauguró la electrónica con un gran lanzamiento tras haber captado un rebote en ataque. Una acción brillante a la que siguieron faltas, lanzamientos y concentración. Refresco denso en Belgrado, una conversión definitiva en un auténtico desconocido.

Poco a poco empezaron a florecer sus individuos. ChicoFitipaldo le puso un buen ritmo en el partido contra Canarias, que había tenido un inicio terrible (seis derrotas en los primeros seis minutos), mientras que Kravish Viajó a Andalucía con gran precisión desde larga distancia. Pero fueron los despistes del Tenerife en defensa del que provocó el primer incumplimiento del duelo. Un triple de DjedovicMuy solo, busqué el primer cuarto y ascendió la ventana del Unicaja hasta los seis puntos.

Emiten mayores sensaciones los malagueños, mejores en defensa y más confianza en el tiro. Pero no conseguían brecha abierta, increíble como el tenerifeCon su floja primera parte, amenazaba a sus rivales con un inminente zarpazo.

Partido de ajedrez que, por otra parte, fue destruido por un compañero rescatado de Tyson Carter, ave rapaz de tan solo 193 centímetros. El jugador de Misisipi fue consultado con más manos y, un partido después, notó un triple inverosímil, desequilibrado, en un pie, con la defensa arriba. Eran estas acciones espectaculares, adheridas con una venda sobre la boca de Sidra de peraesto permitirá al Unicaja conectarse al descanso con un lapso de 11 puntos.

No solo pegan pegada en Tenerife y se echan fuera en defensa, muy superiores a los andaluces, al rival y en la distancia, brillantes Djedovic con dos triples a continuación. Incluido kyle chicoLa estrella de las islas recibió una técnica para acercarse al árbitro. Descentralizado el Estado, el de Txus Vidorreta Se necesita un milagro para aprovechar el resultado negativo. Pero a pesar del propio Djedovic, el resultado fue cuatro puntos para los rivales y un triplete. abromaitareinicia el escenario Stark Arena una vez más.

El duelo se convirtió en un embudo. Siempre amó al Unicaja y se distanció y el Tenerife siempre inventó alguna genialidad para no perderse de vista. Fue Sidra de pera el héroe del caos, un jugador superior que no ha encontrado rival en su brillantez. Una penetración en la base y asistencia a Will Tomás, que acabó el partido con un potente compañero a dos manos, convirtió dos faltas insalvables para Canarias. La defensa anuló a Guy y los malagueños echaron las manos al aire. El Unicaja fue campeón de la Liga de Campeones.

You may also like...