ETA, Guerra Civil y Memoria, de Fernando H. Valls

Dos videos circularon en las últimas horas en miles de cuentas en las redes sociales. En uno de ellos Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid durante una década, afirmó que el inicio de la fatídica guerra civil en España fue un golpe de Estado [sic] que lo deseaba desde 1934 para no suponer una victoria del país en las elecciones de hace un año. “El PSOE no aceptó la alternancia en el poder”, concluye un actual exdirector con alguna situación complicada en algún sector del PP central y que fue uno de los primeros en talar la calle Ferraz en los viejos, alrededor la sede federal de los socialistas.


Esperanza Aguirre culpable del PSOE de la Guerra Civil

Gorjeo

El otro vídeo es una entrevista a Pello Otxandiano, candidato a lehendakari de EH Bildu. Preguntado a Aimar Bretos si ETA era una banda terrorista, el líder de la candidatura libre asegura que «podemos discutir las consideraciones de qué es terrorismo y qué no lo es» y no se dirigió a la organización para preguntar qué era.

Las palabras de Aguirre y Otxandiano probablemente no tendrán ningún efecto en el electorado de sus partidos políticos. Pero deben hacer algo para salir del camino: quien no conoce la historia está condenado a repetirla.

La preocupación con estas declaraciones es el efecto que puedan tener en las generaciones más jóvenes. Aguirre habló con un grupo de jóvenes militantes del PP y EH Bildu tiene un fuerte atractivo entre las nuevas generaciones de tinas.

Por nuestra parte. ETA ya no existe y el país vasco goza de paz. Pero no hace mucho tiempo, el día a día de la sociedad estaba marcado por una banda terrorista que mató a casi millones de personas, destruyó a miles de familias y obligó a muchas más a seguir adelante. Algunos jóvenes no saben lo que pasó. Pocas personas lo saben. Incluso estoy aquí para saber que estoy siendo desapercibido. Nadie sabía quién era Miguel Ángel Blanco. Por eso la memoria es tan importante.


Lee también

Juan Carlos Merino

El Gobierno tacha de “cobardes” a Bildu por no reconocer a ETA como banda terrorista

Lo de Esperanza Aguirre es un intento de revisionismo del manual. Sus palabras podrían confundir a algunos cerebros. Javier Durán se burló con humor Me quedo muerto, Benito”, dice el comentario. Por eso la memoria es tan importante.

Le dijo Machado que “de estas cabezas, embisten nuevas y un empaste”. El objetivo es que esa mente piense que está diciendo la verdad.

Lee también

You may also like...