Georgia adoptó la Ley de Agentes Extranjeros de inspiración rusa pese a la oposición de Calle y la UE | Internacional

Pesa sobre el clamor en las calles y universidades; Ante las denuncias de la oposición, el presidente y el defensor del pueblo, y las críticas de la Unión Europea a quienes han elegido ser miembros, el Parlamento de Georgia aprobó este martes la polémica Ley de Transparencia sobre Influencia Extranjera, un texto draconiano que destaca proyectos que reciben financiación externa: desde cooperativas agrícolas hasta asociaciones y organizaciones de mujeres que velan los derechos humanos.

En un hemiciclo impulsado por la política para impedir el avance de los kilómetros de manifestantes congregados en el exterior -permanentemente castigados por los agentes- y durante una sesión de debate muy bronca -en medio de la cual hubo insultos, intentos de agresión y los acusados ​​de la oposición sufrieron obstáculos- A votar: el partido de gobierno, Sueño Georgiano, y sus socios parlamentarios evaluaron a su alcalde para ratificar la ley en su tercera y la lectura definitiva con 84 votos a favor de 150 escaños. Con todo, durante el año pasado retiró una propuesta similar y me prometió no votarla en medio de las protestas populares que surgieron.

Ahora el texto será enviado a la presidenta Salomé Zurabishvili, quien ya anunció su veto. La jefa estatal, elegida por voto popular en 2018 con el apoyo del georgiano Sueño —de donde se ha desmarcado—, ha mostrado su apoyo a las multitudinarias protestas que han destacado el país caucásico en los últimos meses contra la ley rusaconstruido así por su inspiración en la legislación similar adoptada por el Kremlin en los últimos diez años y que se ha asentado en la sociedad civil de ese país.

“Él vio el ley fuera y he seguido cualquier proyecto de ley que contradiga las aspiraciones europeas y euroatlánticas de Georgia», publicó el comienzo de mi Zurabishvili en la red social votado permitirá la repatriación de capitales sin pagar cantidades. Esta es la última vez que la oligarca Bidzina Ivanishvili, ex primera ministra, fundadora y presidenta honoraria de Sueño Georgiano, es considerada la líder del país en la noche.

Agentes policiales acudieron al Parlamento para impedir el avance de los manifestantes, este martes en Tbilisi (Georgia).Irakli Gedenidze (REUTERS)

Sin embargo, el veto presidencial sólo servirá para obligar a la cámara a votar nuevamente, del mismo modo que el texto se transformará en ley. El momento es crucial: el objetivo del Gobierno es que la legislación entre en vigor antes del inicio de la campaña electoral a finales de octubre, ya que tendrá un efecto enorme en las organizaciones de derechos humanos y en el seguimiento electoral que, en un país pobre, como Georgia (con una renta per cápita de 6.000 euros al año, cinco veces menos que España), sobrevive gracias a las subvenciones de instituciones europeas y norteamericanas. Para estos comediantes, Sueño Georgiano se marcha con dinero a cambio ante una oposición fragmentada, pero su mayoría absoluta podría obstaculizar que el sistema electoral sea totalmente proporcional (hasta ahora, si la mitad de los diputados se elegían por sistema uninominal y, el resto, para un sistema proporcional).

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

En respuesta a la aprobación de la ley, el principal Movimiento Nacional opositor, el Movimiento Nacional Unido, anunció que abandonaría el Parlamento junto con varios diputados independientes. Otros partidos formaron un frente unido frente a los cómicos y afirmaron que el presidente Zurabishvili lo dirigía.

Listas negras

Con la nueva ley, todas las organizaciones que reciban más del 20% de su financiación externa tendrán que registrarse como “agente de los intereses de una potencia extranjera” y el Ministerio de Justicia de Georgia realizará inspecciones sobre ellas cada seis meses, lo que, Según los críticos, podría obligar al envío de documentos, comunicaciones internas y confidenciales. El defensor del pueblo, Levan Ioseliani, pidió a los representantes del bloque oficial “modificar” el actual borrador de ley o astense de voto y centrarse en mejorar la actual legislación en materia de finanzas. «Todas las leyes aprobadas por el Parlamento de Georgia deben estar en consonancia con nuestras aspiraciones europeas», advirtió.

El líder del grupo parlamentario georgiano Sueño, Mamuka Mdinaradze, dijo que la ley simplemente aumentará la “transparencia” y la “independencia de Georgia” al permitir que cada organización sepa “quién financia”. Pero nadie confiaba en un partido que, a lo largo de los meses, ha pedido colores cada vez a más autoritarios, y ya la semana pasada anunció la creación de una base de datos «.en línea y público” de quienes han participado en las protestas contra la ley y han apoyado “la violencia, las protestas y los cánticos”. Todo esto, entre miembros de la oposición y activistas críticos, fue respondido con brutales ataques por parte de agentes de policía y personas no identificadas.

Los manifestantes intentan arrasar el Valle del Parlamento durante las protestas de este martes en Tbilisi, Georgia.
Los manifestantes intentan arrasar el Valle del Parlamento durante las protestas de este martes en Tbilisi, Georgia.Irakli Gedenidze (REUTERS)

Según él, la oposición política y social se mostró muy combativa y prometió continuar las movilizaciones. Los estudiantes de un campus universitario se declararon en Huelga y salieron a las calles a petición del rector de “no hacer política en el campus”. “La forma en que se aprobó este proyecto de ley, con políticos de oposición silenciados mediante artimañas legales en las escaleras del poder, mientras los que protestaban eran baleados y arrestados sin piedad por la policía, demuestra el impacto nocivo de la legislación, por muy objetivos que sean, claramente, los derechos humanos” , denunció la directora de Amnistía Internacional para la región de Europa del Este, Marie Struthers.

Aplauso de Rusia, crítica a Occidente

Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin, aplaudió la ley aprobada por Georgia y «el fuerte deseo de los líderes georgianos de proteger a su país frente a las injerencias en sus entornos internos», entre varios líderes europeos y también la oficina de La ONU en Georgia lo critica y se queja de su aprobación. James O’Brien, subsecretario del Departamento de Estados Unidos para Ciudadanos Euroasiáticos, inició este martes una visita a Georgia para abordar la situación con miembros de la oposición, la sociedad civil y el Gobierno, porque aprobó la ley que el país caucásico, que ha recibió miles y millones de dólares en ayuda estadounidense, podría enfrentar sanciones.

El ex primer ministro Ivanishvili no se reunió con él y otras delegaciones de países europeos justificando -según su nombre el actual primer ministro, Irakli Kobajidze- que ningún emisario extranjero recibirá más de 1.000 millones de dólares. euros que le debe el banco Credit Suisse por un largo litigio que dura ya diez años. Según Kobajidze, el dinero del poderoso magnate ha sido confiscado por el “Partido de la Guerra Global”, término que Ivanishvili y el Kremlin utilizan habitualmente para criticar a Occidente por su ataque a Ucrania. El hombre fuerte del país en las sombras pasa meses buscando formas de repatriar sus fondos a Suiza o transferirlos a otra jurisdicción.

Sueño Georgiano llegó al poder en 2012, aprovechando una ola de descontento con las políticas neoliberales del expresidente estatal, Mijaíl Saakashvili, y su creciente autoritarismo. El partido ha ganado todas las elecciones desde entonces gracias a una política más social para lograr un cierto equilibrio entre sus relaciones con Occidente y Rusia (que también ocupa las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur, en territorio georgiano). Sin embargo, y al igual que sus vecinos Rusia y Turquía, si bien se ha amigo de todas las instituciones, Sueño Georgiano es mucho más autoritario y ha entrado en un mandato ultraconservador, aprobando varias leyes que dificultan que las mujeres se incorporen a la política y ataca lo que él considera “ideología de género” y “propaganda LGTBI”.

Le pesa, en respuesta a las aspiraciones europeas de la mayoría de la población (el 80% de los georgianos han obtenido la membresía en la UE) y como recompensa por la retirada de la ley sobre agentes extranjeros propuesta el año pasado, en diciembre, la La cumbre de la UE otorga a Georgia el estatus de candidato. La luz verde para la apertura de negociaciones de membresía debería llegar a finales de este año, pero debido a la aprobación de la ley de agentes extranjeros, es poco probable que esto suceda.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_

You may also like...