Los republicanos bloquean la ayuda a Ucrania porque quiere defenderse de Rusia

La Casa Blanca puede aprovechar esta semana la arena del cielo. El dinero para Ucrania es un punto de partida y debe ser inmediatamente recompensado por el gobierno. “No podemos dejar ir a Putin”, le gritaron estos miles al presidente Joe Biden en una confrontación urgente. Pero para los republicanos en el Congreso es como si estuvieran escuchandoan llover.

Sólo una vez después del discurso del presidente dejó claro que el interés en apoyar a Kiev está desapareciendo rápidamente, al menos entre los republicanos. Los senadores conservadores bloquearon un amplio proyecto de ley de emergencia sobre el gas para apoyar el esfuerzo militar en Ucrania, que también incluía a Israel en la guerra contra Hamas. La mayor preocupación es fortalecer la seguridad en el frente sur.

El resultado de 49 a 51, con los 60 votos necesarios y el senador Bernie Sanders junto a los republicanos, se oponen a la financiación ilimitada de Israel si el ejecutivo del Primer Ministro Benjamín Netanyahu no cambia su táctica, que ha calificado de «inmoral» y de «violar» el derecho internacional”.

Cada vez se consolida más que la diferencia. Los negociadores demócratas y republicanos se enfrentaron en un intento de llegar a un compromiso que satisficiera las solicitudes de ayuda militar adicional en Ucrania junto con nuevas políticas restrictivas para mantener a los inmigrantes fuera de EE.UU.

Biden pidió a los republicanos que aprobaran un paquete de 111.000 millones de dólares, de los cuales 50.000 millones para Ucrania y 14.000 millones para Israel. Sospecho que estaba dispuesto a recibir “una apreciación significativa” sobre las disposiciones para la frontera con México si los republicanos apoyaban los fondos destinados a Kiev. «Es sorprendente que el Congreso no aprobara más dinero para Ucrania, pero no es difícil renunciar a ello», recuerda.

Pero si alguien tuvo hijos, la votación del Senado demostró que los republicanos han perdido el apetito en la guerra contra Putin. En caso de que este proyecto de Hubiese superara la lista necesaria, su futuro ya era inexistente porque en la Cámara Baja, donde el grupo trumpista marca la pausa, no tiene opciones de recibir una buena visa.

El alboroto de esta iniciativa supone que la ayuda a Ucrania es prácticamente imposible una vez ocurridos los casos recurrentes que se dan en estos momentos. El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, recordó que «la capacidad de Ucrania para avanzar y defenderse quedará sustancialmente limitada» si el Congreso no proporciona inmediatamente ayuda económica.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha dejado clara “la noción de que si la ayuda militar estadounidense es escasa, eso significará que Rusia deshonrará a Rusia”, dijo Sullivan.

El Pentágono, respondiendo en parte a la urgencia de la Casa Blanca, creía hoy que no había logrado ganar el dinero. Según sus cálculos, también podrán seguir las ayudas durante el invierno si gestionan bien los 4.800 millones que tienen disponibles para enviar armas a Kiev.

Las súplicas de Biden, sin embargo, no resonaron entre los republicanos, ni entre los más dispuestos a ayudar a Ucrania y adoptar una postura contra Putin. Los conservadores en su conjunto son culpables del estancamiento de los demócratas a la hora de responder a sus demandas de una política fronteriza como moneda de cambio en las finanzas de Kiev.

You may also like...