¿Podrá ganar las elecciones?

En apenas 24 horas, tras convertirse en el primer expresidente de la historia de Estados Unidos, fue condenado penalmente. Donald Trump ganó 53 millones de dólares por su campaña a la Casa Blanca y apretó así el incumplimiento monetario que tenía en sus manos su rival Joe Biden.

La cifra es sospechosa: un día recordó casi el mismo dinero que había recaudado en los últimos seis meses del año pasado. Pero la cuestión es si alguien podrá mitigar el impacto del fracaso en las elecciones de noviembre.

Trump fue declarado culpable de 34 cargos criminales por un jurado compuesto por 12 neoyorquinos que emitieron su veredicto histórico sobre los jóvenes, en una decisión que asoló la campaña electoral presidencial del 5 de noviembre.

Lo encontró responsable de haber escondido en los balances de su empresa un pago de 130.000 dólares para silenciar a la actriz porno Stormy Daniels, que había tenido relaciones sexuales con él y que si hubiera hablado podría haberlo juzgado en su campaña electoral de 2016, quien lo crió. . La presidencia.

La campaña de Donald Trump gira en torno a los escándalos judiciales. Foto: REUTERS

El partido establecerá la sentencia del 11 de julio, quien puede salir de la libertad condicional con libertad condicional por hasta 4 años de prisión. briscola, furioso, digo que la culpa se revelará, que «el tribunal está en total comunión con la Casa Blanca y el Departamento de Justicia» y llamó al recaudador de impuestos que inició el caso, Alvin Bragg, «alto».

Los ultratrumpistas lamentan que si atrapan a su líder, tendrá “una guerra civil” que será peor que el asalto al Capitolio.

Incógnitas

Hasta la fecha, el flujo de efectivo ha sido cada vez más favorable al candidato demócrata, pero el veredicto de la juventud ha desencadenado un intento. La campaña de Biden arrancó el mes de mayo con 84 millones en bolsa y la de Trump con 49. Ahora los números se invertirán.

Pero más que el dinero, que es fundamental en cualquier contienda electoral, la pregunta que resurgirá hoy en el país es qué influirá en el fracaso de la campaña de Trump y cómo se posicionará Biden ante esta nueva realidad.

En esta carrera electoral que eres hoy mucha reñida¿El veredicto dará alguna dificultad a favor o en contra del candidato? Los gastos no están claros y parece que la balanza puede inclinarse sólo en los detalles.

Max Paul Friedman, profesor de historia y relaciones internacionales de la American University, dijo Clarín quien cree que Trump no irá a prisión: “Fue declarado culpable de un delito no violento y es su primer delito penal. Además, valorará al juez ante el Tribunal Supremo, que está en manos de jueces conservadores, entre quienes al menos dos expresaron su apelación a su intento de destruir al gobierno el 6 de enero de 2021. Pero el impacto en los votantes ha sido menos claro. Nuestros aficionados tendrán aún más motivación para defenderlo porque se presentarán como perseguidos por el Estado».

Desafortunadamente, Donald Trump afirmó que se produciría un fracaso.  Foto: REUTERS Desafortunadamente, Donald Trump afirmó que se produciría un fracaso. Foto: REUTERS

A cambio, según Friedman, los antitrumpistas “tendrán aún más razones para despreciar a un hombre que ha hecho una demostración civilizada de haber cometido agresión sexual y enfrenta cargos en otros juicios por intentar destruir la democracia estadounidense”.

O si es muy posible que el fracaso no altere el voto de los furiosos trumpistas y antitrumpistas. Allá abuelo De las elecciones, advierte Friedman, es “¿Qué pasará con unas pocas docenas de kilómetros de votantes indecisos en unos pocos estados como Michigan, Wisconsin y Pensilvania que, bajo nuestro obsoleto sistema de Colegio Electoral, decidirán el resultado? ¿Será más empático con Trump porque el sistema de justicia lo persigue, o lo dejará ir porque es un delincuente convicto y con más evidencias de interferir en procesos electorales? Lo sabremos en noviembre».

En estos estados, a los que se unirían Arizona y Nevada, se vota indiscriminadamente a republicanos o demócratas en cada elección y todos los independientes juegan un papel fundamental. Una pequeña fuga hacia el electorado más volátil en estos estados habría definido las elecciones.

Situación inaudita

Evan Mc Cormick, experto en historia presidencial de EE.UU. e investigador de la Universidad de Columbia, destaca a Clarín el momento sin precedentes que se vive en el país.

Mantener a un delincuente convicto representando a un partido importante es la señal más clara de niveles históricos de división política y populismo en Estados Unidos en 2024, especialmente con tantos republicanos defendiendo incondicionalmente a Trump. Cuando miremos hacia atrás dentro de 20 o 30 años y tratemos de comprender las profundidades de la división que ha consolado al país desde que Trump se convirtió en una figura política, sus condenas por delitos graves estarán en el centro del análisis”.

Añade que “Trump ya está haciendo campaña activamente y dice que su condena fue resultado de una corrupción del proceso democrático. Los seguidores comprometidos de Trump creen esto, pero la gran incógnita será cómo influir en los distintos votos de los votantes menos trumpistas o indecisos y cuál será su efecto de amplio alcance en Estados Unidos. La democracia se considerará en noviembre».

Las campañas tendrán que adaptarse a esta nueva realidad. El consultor John Mark Hansen, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Chicago, sobre posibles estrategias, dijo a un Clarín que “Trump va a hacer lo que siempre hace: cuestionar cómo lo tratan injustamente, negarlo todo, vilipendiar a todos los que se le oponen”.

Agrego que, en cambio, “el caso de Biden es más interesante. Es necesario recuperar a los demócratas, a los votantes de tendencia demócrata y a los independientes que no votaron por Trump en 2020. Un número significativo de ellos está acosando a Biden por la economía, su posición sobre Israel y Gaza y otras cuestiones. Hay que estar convencidos, aunque no haya tenido una buena gestión, Trump es muy malo para ellos y para el país. El veredicto puede hacer que los votantes se centren en los enormes (y sin precedentes) defectos de Trump en lugar de en Biden».

Algunos consultores demócratas han señalado que la estrategia debería dejarse en manos de Trump, que protesta por el fracaso y que Biden se aleja de la idea de culpar a un delincuente convicto y centra su discurso en temas que interesan a la gente, como los saludos, la inmigración y la economía.

You may also like...